El alemán como lengua vehicular en un proyecto basado en la Psicología Humanista

El alemán como lengua vehicular en un proyecto basado en la Psicología Humanista

Con el alemán como lengua de aprendizaje, Zürich Schule lleva exactamente 50 años dedicados al desarrollo integral de sus alumnos. Lo hace sobre la base de un proyecto pedagógico que se fundamenta en la psicología humanista, la inteligencia emocional y la psicología positiva: una escuela que educa también en valores y no olvida la educación emocional: tres ejes sobre los que alumnos, familia y escuela trabajan unánimemente sin olvidar la educación en valores. La persona siempre debe estar por encima del estudiante.

Fundado hace 5 décadas por la familia Macías-Roth, Zürich Schule es un colegio privado no concertado que se ha convertido en un referente de la enseñanza en Barcelona. Desde Educación Infantil a Secundaria, fundamenta su proyecto educativo en un claro objetivo: la formación integral de la persona, entendiendo el aprendizaje como un proceso en el que es preciso no sólo adquirir conocimientos sino también desarrollar espíritu crítico y capacidad de decisión; fomentar la autonomía del individuo y su capacidad para autoconstruir su pensamiento, todo ello en un marco de enseñanza muy familiar, cercana y en grupos reducidos, lo que garantiza una formación individualizada y atenta a la madurez de cada alumno como persona.

Entre las bases psicológicas de su pedagogía destacan ideas como la de alentar a sus alumnos para que vayan cubriendo objetivos sin fomentar la competitividad entre ellos, sino la competencia: la mejora personal, la ayuda, la colaboración y el trabajo en equipo. En el proceso de formación que se lleva a cabo en Zürich Schule se resalta siempre más lo positivo que lo negativo, más los aciertos que los errores, más lo conseguido que lo que aún falta por conseguir. Se valora el esfuerzo y el interés por conseguir una meta de aprendizaje. Es a partir de ahí que se progresa.