Proyecto educativo

Home / Proyecto educativo

ZÜRICH SCHULE ES UN CENTRO CUYO SIGNO DE IDENTIDAD ES LA LENGUA ALEMANA

La calidad de nuestra enseñanza se sustenta en una pedagogía basada en la colaboración y el trabajo en equipo, en grupos reducidos y en una evaluación continuada. Resaltamos los aspectos positivos del proceso de aprendizaje y la confianza en nuestros alumnos, valorando sus opiniones y priorizando su formación humana en un clima familiar.

Destacamos por ser un colegio Multilingüe, el proceso de aprendizaje se realiza en cuatro lenguas: alemán, castellano, catalán e inglés. Las nuevas tecnologías son un instrumento para la formación de nuestros alumnos. Otro de los elementos importantes en la educación del centro son los deportes y las actividades y salidas culturales.

En el Proyecto Educativo del Centro todos los actos estarán encaminados al desarrollo integral de los alumnos como persona. Para el logro de este objetivo se utilizarán todos los medios de que la escuela disponga, sin regatear ni esfuerzos ni dedicación. La buena comunicación entre familia y escuela es básica para lograr una educación responsable y coherente.

Es una realidad que las esferas personal, cultural y económica han dado un vuelco en comparación a tiempos pasados: a partir de esta realidad Zürich Schule Barcelona cree necesario incorporar al modelo educativo las tecnologías necesarias con el objetivo de poder preparar a nuestros alumnos para un mundo imposible de prever.

Precisamos educar alumnos creativos en una escuela motivadora que cuenta con un claustro de profesores convencido de la necesidad de este sistema metodológica, que empieza por atender a la diversidad que existe en un aula.

Esta diversidad tiene amplia repercusión en la educación, puesto que en ese escenario educativo se dan de forma continua y permanente manifestaciones de la diversidad de los alumnos que las conforman.

No se entiende el Proyecto de la escuela Zürich Schule sin resaltar su carácter humanista, por lo que es clave identificar la importancia que tiene para la escuela la Educación Emocional, la Psicología Positiva y la Psicología Sistémica. Para actuar según estos principios el educador ha de realizar un proceso de maduración interior que nunca termina. Son unos principios válidos para cualquier persona que esté en contacto con niños y con adolescentes. Desde padres y maestros hasta monitores y personal de servicios. De unos principios estaremos más lejos y de otros más cerca. La propia madurez es un camino en constante revisión. Incluso los educadores podemos sufrir regresiones y crisis de crecimiento, que, bien resueltas, pueden conducirnos a una mayor fortaleza interior. Estos puntos de reflexión, propios de la Psicología Humanista, de la Inteligencia Emocional y de la Psicología Positiva, para ser eficaces, han de ser íntimamente vividos y han de convertirse en auténticas actitudes.

Se recogen en un documento elaborado por los responsables del Gabinete Psicopedagógico  del Centro las pautas que deben acompañar al profesorado y a las familias, que se resumen en estos puntos: priorizar las causas por encima de los síntomas negativos, saber escuchar, saber expresar sentimientos y evitar los juicios negativos , saber confiar, saber elogiar , saber descubrir puntos fuertes del alumnado y del equipo docente, saber dar y saber recibir, hallar el equilibrio entre la comprensión y la exigencia y disfrutar del trabajo docente

Estas actitudes educativas tienen como objetivo que Zürich Schule pretende formar personas por encima de sus resultados académicos. El Claustro debe estar convencido que la vida examinará a sus alumnos principalmente como personas, razón por la que en todas las evaluaciones desde Educación Primaria la Junta de Evaluación valora cuatro pilares de la personalidad que se consideran fundamentales:

AUTOESTIMA: valerse por sí mismo RESPONSABILIDAD: cumplir con las obligaciones MOTIVACIÓN: ganas de aprender y superarse SOCIABILIDAD: compartir, respetar

Conseguir un nivel suficiente en cada uno de estos pilares genera autoestima y confianza en sí mismo, valores que harán crecer a los alumnos de Zürich Schule como personas que son.

Dentro de la Psicología Sistémica que sigue Zürich Schule, se entiende que nuestros alumnos/hijos forman parte de dos sistemas de relación básicas: la familia y la escuela. Padres, escuela, hijos, alumnos y profesores influyen en todo.

¿Quieres conocernos visitando la escuela?